Detalles de una obsesión

Una frente redonda con cabellos lacios equitativamente repartidos a ambos lados. Estos se curvan al tocar sus hombros, como si tuvieran que tocarla con delicadeza.

Su gesto adusto demuestra una inteligencia incomprendida. Su sonrisa hace que me de un vuelco el corazón. No parece ser consiente de su encanto, pues sus ojos muestran un dejo de tristeza.

Su cuerpo, sin ser llamativo, tiene un atractivo que captura mi mirada entre más lo observo.

Ella pudo haber pasado completamente desapercibida, ¿cómo es que ha logrado captar mi atención?

¿Serán las horas flojas de un paseo dominical por museos olvidados por los turistas?

¿Será que mi soledad se sintió identificada con su silueta que irradia añoranza?

Es el conjunto de pequeños detalles conjugados en un momento específico del tiempo, lo que genera una impresión profunda a la que en un futuro tenderemos a llamar amor. En un futuro en el que olvidaremos este momento de forma consiente, pero permanecerá grabado en nuestros huesos, atándonos al deseo de querer obtener los favores de ella.

Trato de encontrarle defectos, pero mi percepción ha quedado para siempre afectada.

Ahora surge en mi la angustia, ¿qué debo hacer ahora con este sentimiento?

¿Llevarlo a término acercándome a hablar con ella?

¿Tratar de ignorarlo y dejar que se siembre como un cáncer en mis órganos, que más tarde me consumirá la vida?

Extraño la simpleza de nuestra especie, antes de que tuviéramos consciencia de nuestra existencia y nos llamáramos a nosotros mismos Homo Sapiens.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s