Tormenta y Molino

Eres como el viento que acaricia mi cara, a veces distante, a veces húmeda, a veces intensa.

Creas tormentas, traes vida, traes abundancia y traes desgracia.  A veces quisiera controlarte, pero yo no soy nadie para decirle al viento como comportarse.

Te amo aún cuando arrases con todas las frágiles chozas que he levantado en mi consciencia, pues tu amor es impulsivo y mi tierra fértil necesita de tu arrebato.

Existen hombres que han tratado de contenerte, pues prefieren el aire reciclado de los ambientes artificiales, pero tus has roto sus cristales y derrumbado sus puertas. Ellos no entienden que es imposible embotellar un huracán, por más hermoso que sea.

Por eso te amo en libertad y no te pido nada más que visites estas laderas cuando el girar del universo te levanten de tu calma y te arrojen sobre mi cama.

Solo pido más fuerza para poder perseguir tus tormentas. Cuando llegue a viejo, te he de cazar con mi andadera, aunque la sociedad se burle de mis pueriles anhelos.

Yo soy el molino que existe para tus vuelos.

http://www.periodicolahora/Actualidad/El-poliamor-la-nueva-tendencia-que-arrasa-con-los-matrimonios-en-la-capital

Anuncios

2 comentarios en “Tormenta y Molino

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s